L'Escola d'Estiu y el Diverestiu más atípicos ponen el punto y final con un balance muy positivo

31/07/2020

Los 298 alumnos de entre 3 y 16 años han llevado a cabo actividades deportivas, de socialización y de ocio educativo. La ratio de grupos de 10 niños y niñas por monitor ha favorecido el cumplimiento de las medidas de prevención y seguridad.

Hoy viernes han puesto el punto y final l'Escola d'Estiu y el Diverestiu, los dos campus que este año ha organizado el Ayuntamiento para contribuir a la conciliación familiar en un verano tan complicado. Con muchas medidas de higiene y seguridad y unos controles muy estrictos, los dos campus se han desarrollado con la máxima normalidad posible y el balance, tanto por parte del el alumnado como de las familias ha sido muy positivo.

«Grandes y pequeños nos han asegurado que el año que viene quieren volver», ha dicho la concejala de Servicios Sociales y Políticas Inclusivas, Gemma Cerdá, organizadora de la Escuela de Verano. «A pesar de que este año ha sido complicado y al principio les resultaba incómodo llevar la mascarilla --ha explicado la concejala--, al final ha valido la pena apostar por la Escola d'Esitu, sobre todo porque los niños y niñas necesitaban relacionarse, socializarse y jugar».

La creación de grupos burbuja de 10 niños y niñas (142 en total) por cada monitora ha favorecido el cumplimiento de las medidas de prevención y seguridad y la consecución de las diferentes actividades. Además, los grupos reducidos han permitido garantizar un trabajo de calidad y lograr los objetivos, tanto lúdicos como educativos, planteados.

En cuanto a las actividades y los espacios, este año se han priorizado aquellas que permitían cumplir mejor el distanciamiento social y las manualidades individuales, además del ocio en espacios al aire libre.

Las familias, por su parte, también ha agradecido no sólo la conciliación familiar sino también los hábitos y rutinas diarias adquiridas, que han ayudado a sus hijos e hijas a asumir esta nueva normalidad. En este sentido, Gemma Cerdá ha remarcado que «ha sido una manera de prepararlos y concienciarlos de cara al retorno a la escuela en septiembre».

En cuanto al Diverestiu, el concejal de Deportes, responsable del servicio, ha puntualizado que «el comportamiento de todo el alumnado, así como de los monitores, ha sido ejemplar» y ha constatado que «después de unos primeros días de rodaje para acostumbrarse a los protocolos de higiene y seguridad, los 156 alumnos han podido disfrutar de todas las actividades programadas mayoritariamente en espacios al aire libre o semicubiertos, como el anexo del Pabellón Polideportivo, las Pistas de Atletismo y la Escuela de Vela».

Fernando Jovaní ha subrayado que «el cumplimiento de todas las medidas ha sido exquisito» y ha agradecido a las familias «la actitud y la buena voluntad, que han contribuido a hacer del Diverestiu una espacio para que sus hijos e hijas hayan podido recuperar, eso sí, con todas las limitaciones, una cierta normalidad».

-->